Consejos para mejorar tu vocabulario y tener éxito

mejorar-vocabulario

El uso de un lenguaje amplio y correcto demuestra tu nivel de preparación. ¿Quieres ampliar y diversificar tu vocabulario? Existen varias técnicas y actitudes que facilitan la adquisición de nuevas y mejores palabras. Sigue leyendo con atención.

– Presta atención a las palabras desconocidas

En el proceso de adquirir nuevas palabras, es fundamental aprender a prestar atención a las palabras. Escuchándolas de verdad, prestando atención a la estructura que presentan, la forma en que se pronuncian, el significado que transmiten.

Cuando prestamos atención y nos gustan las palabras, asignamos diferentes valores a las palabras y establecemos preferencias. Poco a poco, nos volvemos más críticos con nuestro discurso, que no pasará por una reproducción de lo habitual, sino por una cuidadosa elección de las innumerables opciones lingüísticas existentes.

– Lee mucho

Por muy repetitivo que parezca, aumentar el volumen y la calidad del material leído es fundamental. Además de ampliar horizontes y transmitir cultura al lector, la lectura frecuente permite mejorar el vocabulario, mejorar la escritura, el pensamiento rápido y el desarrollo de diferentes conexiones.

Es fundamental leer diferentes tipos de textos, desde textos literarios en prosa o poesía, hasta textos informativos y descriptivos. También es importante leer textos sobre diferentes temas. Cuanto más amplio es el tema leído, más amplio es el léxico utilizado.

– Habla mucho

A pesar del papel decisivo de la lectura en el enriquecimiento del vocabulario, la adquisición de la mayoría de las palabras que usamos se realiza a través del lenguaje hablado; es decir, a través de la oralidad.

Por tanto, es muy importante hablar. No con las mismas personas sobre los mismos temas, sino con diferentes personas, fuera del círculo habitual, que pueden ampliar y diversificar los temas y el léxico utilizado.

– Revisa el diccionario

No dudes en consultar el diccionario. Ya sea para palabras cuyo significado no conoces, o para palabras que normalmente usas, pero no estás completamente seguro de su significado.

La comprensión del significado de palabras desconocidas debe hacerse, en primer lugar, por el contexto en el que se insertan estas palabras, tanto en oralidad como por escrito. En segundo lugar, el uso del diccionario es fundamental.

– Usa sinónimos

Para evitar la repetición constante de las mismas palabras, busca sinónimos para las palabras que usas con regularidad.

– Evita las palabras vagas y generales

Existen varias palabras en nuestro idioma, llamadas palabras comodín, que se utilizan de forma vaga y general, presentando diferentes significados. Por ejemplo, no es lo mismo decir “Tengo que hacer varias cosas”, que “Tengo que hacer varios trámites” o “Yo realizo la cena”, que “Yo preparo la cena”.

El uso de estas palabras, aunque fácil y accesible, empobrece el lenguaje al nombrar, de manera indiscriminada, un solo término para varios objetos y seres en lugar de un término propio para cada uno de estos elementos.

– Usa palabras de una manera divertida y entretenida

Hay varios juegos de palabras que promueven el enriquecimiento y la diversificación del vocabulario de una manera lúdica. Además de mejorar el vocabulario, estos juegos también desarrollan agilidad y flexibilidad de pensamiento, como el crucigrama, la sopa de letras, el Scrabble…

– Emplea las palabras aprendidas

Finalmente, es fundamental utilizar las palabras aprendidas. Después de todo, ¿de qué sirve saber muchas palabras si no las aplicamos en nuestro discurso? Por lo tanto, haz un esfuerzo por introducir estas nuevas palabras en tus conversaciones y en tus textos escritos.

Siempre que entres en contacto con una palabra nueva o una palabra ya conocida, pero usada en otro contexto o con otro significado, crea en tu cabeza dos o tres oraciones en las que puedas usar esa palabra.

Espero que estas recomendaciones te sirvan en tu formación profesional.