Lenguaje corporal, postura y proximidad: elementos claves en la comunicación

La comunicación no verbal es una parte vital de la comprensión y la comunicación. Algunas estimaciones sugieren que las palabras solo representan entre el 20 y el 30 % de lo que comunicamos. El resto de la información se transmite de forma no verbal, mediante el tono de voz, las expresiones faciales, el contacto visual y los gestos, entre otros.

Existen muchos tipos diferentes de comunicación no verbal. Uno está asociado con el cuerpo, incluidos los movimientos corporales, conocidos como kinésica, postura y proxemias (mensaje dado por lo cerca que estamos de alguien más).

Lenguaje corporal o movimientos corporales (kinésica)

Los movimientos corporales incluyen gestos, posturas, movimientos de cabeza y manos o movimientos de todo el cuerpo. Se usan para reforzar o enfatizar lo que una persona está diciendo y ofrecer información sobre las emociones y actitudes. Sin embargo, también es posible que entren en conflicto con lo que se dice.

Existen varias categorías diferentes de movimientos corporales, que incluyen:

Emblemas

Los gestos que cumplen la misma función que una palabra se llaman emblemas. Por ejemplo, las señales que significan “No” o el movimiento de mano cuando se llama a alguien. En su mayoría son reconocidos internacionalmente.

Ilustradores

Los gestos que acompañan a las palabras para ilustrar un mensaje verbal son conocidos como ilustradores. Por ejemplo, el movimiento de la mano que acompaña a la frase “Chao” o señalar con la cabeza cuando se indica una dirección.

Reguladores

Los gestos utilizados para dar retroalimentación cuando se conversa se llaman reguladores. Por ejemplo, movimientos de cabeza, sonidos cortos y expresiones de interés o aburrimiento. Permiten que la otra persona adapte su discurso para reflejar el nivel de interés o acuerdo.

Adaptadores

Los adaptadores son comportamientos no verbales que satisfacen alguna necesidad física. Incluyen acciones como rascarse o ajustar lentes incómodos, o representan una necesidad psicológica, como morderse las uñas cuando hay nervios.

Aunque normalmente son subconscientes, es más probable que los adaptadores estén restringidos en lugares públicos que en el mundo privado de las personas donde es menos probable que se noten.

Postura

La postura puede reflejar emociones, actitudes e intenciones. Según investigaciones existe una amplia gama de señales posturales y sus significados, tales como:

  • Postura abierta y cerrada

Se han identificado dos formas de postura: “abierta” y “cerrada”, que pueden reflejar el grado de confianza, estatus o receptividad de una persona hacia otra.

Alguien sentado en una posición cerrada puede tener los brazos cruzados o las piernas cruzadas, por ejemplo; mientras que en una postura abierta, las manos están separadas en los brazos de la silla. La postura abierta comunica franqueza o interés, así como buena disposición para escuchar, en cambio la postura cerrada puede implicar incomodidad o desinterés.

  • Espejo

Son posturas entre dos compañeros que coinciden, como si uno fuera un reflejo del espejo del otro. Este reflejo indica interés y aprobación entre las personas.

Cercanía y espacio personal (proxemia)

Cada cultura tiene diferentes niveles de cercanía física apropiados para diferentes tipos de relación. En la sociedad multicultural de hoy, es importante considerar la variedad de códigos no verbales expresados en diferentes grupos étnicos.

Cuando alguien viola una distancia apropiada, las personas pueden sentirse incómodas o a la defensiva. Sus acciones bien pueden estar abiertas a una mala interpretación.

En la sociedad occidental, se han definido cuatro distancias según la relación entre las personas involucradas:

  • Distancia íntima (hasta 45 cm)
  • Distancia personal (de 45 cm a 1.2 m)
  • Distancia social (de1.2 m a 3.6 m)
  • Distancia pública (de 3.7m a 4.5m)

Estas cuatro distancias están asociadas con los cuatro tipos principales de relación: íntima, personal, social y pública. Cada una de las distancias se divide en dos, dando una fase cercana y una fase lejana, por lo que son ocho divisiones en total.

De ahora en adelante presta más atención a lo que tu cuerpo tiene que decir en la comunicación. Quizás estés transmitiendo cosas que no quieras y esto cause problemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .