Los cambios que darán forma al aula del futuro

La educación está cambiando en cada momento. La tecnología y el conocimiento ampliado del proceso de aprendizaje ya han resultado en una evolución del aula y de los métodos de enseñanza. Como no para, habrá aún más cambios en el futuro.

Estos son algunos cambios que ya se han convertido en algo común en el aula:

  • Publicación online de calificaciones y asignaciones.
  • Proyectos grupales realizados a través de software colaborativo.
  • Tareas completadas en línea y cargadas a través de los portales del aula.
  • Uso del almacenamiento en la nube.
  • Comunicación a través de redes sociales diseñadas específicamente para la educación.

El diseño del aula cambiará inmensamente

Las filas de sillas y escritorios ordenados desde los cuales los estudiantes se enfocan intensamente en el maestro dando una conferencia y demostrando conceptos en la pizarra están quedando atrás.

Los arreglos de asientos en el futuro serán flexibles para que sean apropiados para la tarea en la que están trabajando los estudiantes, y también habrá un mayor enfoque en la comodidad de los estudiantes.

Realidad virtual y aumentada cambiará el panorama educativo

Imagina esto: un estudiante abre un libro a lo que parece ser una página con una imagen de la tierra en él. Luego, el estudiante se pone un par de lentes especiales y una imagen tridimensional aparece en ellos.

Ahora, en lugar de ver una imagen simple y plana, pueden ver varios accidentes geográficos; mirar una sección transversal del planeta para ver todas las diversas capas que bajan al núcleo de la tierra.

Esto es posible hoy en día debido a una tecnología conocida como realidad aumentada que se usa en aplicaciones y otros dispositivos educativos.

Tareas flexibles adaptadas a múltiples estilos de aprendizaje

Hoy, en la mayoría de las aulas, todos los estudiantes completan las mismas tareas. Por ejemplo, si la tarea es usar Word para escribir un trabajo de investigación sobre herramientas desarrolladas durante la Edad del Bronce, cada estudiante debe completar lo mismo.

El único momento en que se hacen excepciones es generalmente cuando el estudiante tiene necesidades especiales y se requieren adaptaciones. Desafortunadamente, estas asignaciones de talla única no tienen en cuenta los estilos de aprendizaje.

Con tareas flexibles, el maestro estará más interesado en la prueba de competencia que en recibir 25 tareas, todas realizadas con los mismos métodos.

MOOC y otras opciones de aprendizaje en línea en la educación secundaria

Tienes que quedarte en la escuela. Tienes que sacar buenas notas. Obtienes tu diploma. Si no haces estas cosas, no puedes ingresar a la universidad. Si no ingresas a la universidad, no podrás obtener el título que te lleve a la carrera que te encanta.

Todo esto parece una afirmación muy lógica, y es probable que la mayoría de las personas se hayan planteado cuando sus padres y sus maestros les cuentan estas mismas cosas. Solo hay un problema. El diploma simplemente no es tan necesario o tan valioso como solía ser, y tampoco lo es el título universitario.

En el futuro, los estudiantes se sentirán menos inclinados a pasar 4 años en la escuela secundaria aprendiendo lo básico, más otros 4 años en la universidad, especialmente cuando los primeros dos años simplemente cubren lo básico una vez más.

Hoy, un niño de trece años con una dirección de correo electrónico y acceso a Internet puede inscribirse y completar cursos de estudio en una variedad de disciplinas académicas, todo gratis. Pueden inscribirse en clases gratuitas diseñadas y enseñadas por profesores en prestigiosas universidades que se crean y distribuyen utilizando MOOC.

En el tiempo que lleva terminar la secundaria, un estudiante particularmente motivado podría haber dominado múltiples tecnologías; aprender sobre historia, negocios, matemáticas, ciencias, economía, etc. como un graduado universitario, y obtener certificaciones reconocidas por la industria.

¿Significa esto que la escuela secundaria y la universidad se están volviendo irrelevantes? Absolutamente no. Siempre habrá estudiantes cuyas metas y necesidades educativas se cumplan mejor a través de un modelo educativo más tradicional.

Al igual que siempre habrá ciertas profesiones para las que es necesario un proceso educativo más regulado y verificable, por ejemplo, los campos médicos.

Lo que sí significa es que las escuelas tendrán que ser más flexibles y aprender a adaptarse a las necesidades y objetivos de cada estudiante.

Conclusiones sobre el aula del futuro

La tecnología ciertamente será un factor importante en cómo la educación en el futuro difiere de la educación actual. Sin embargo, no será la única influencia. Los educadores exitosos se darán cuenta de que necesitan repensar todo el modelo de educación y rediseñarlo para que esté más centrado en el estudiante.

Esto significa adoptar nuevas tecnologías, pero también significa renunciar a actitudes arcaicas sobre lo que constituye el éxito educativo y reconocer que la competencia educativa es una realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .