¿Cómo ha cambiado el coronavirus la forma en que nos comunicamos?

La comunicación efectiva siempre ha sido la clave para todas las relaciones saludables, ya sean personales o profesionales. Desde que se decretó la cuarentena debido al Covid-19, muchas personas trabajan y estudian desde casa con poca o ninguna interacción cara a cara, excepto con sus familias.

Esta nueva pandemia de coronavirus ha afectado la forma en que nos comunicamos y su impacto crítico en nuestro día a día, lo cual ha modificado nuestras habilidades de comunicación.

Los cambios más obvios son que la mayoría de nosotros ahora tenemos menos interacción cara a cara y en persona con los demás, y cuando estamos cara a cara, usamos cubrebocas.

Todo esto se ha traducido en que tenemos menos interacción en general con personas fuera de las personas con las que vivimos, mientras tanto pasamos más tiempo en Zoom, Skype y otras plataformas mediadas.

Efectos en el comportamiento

Investigaciones indican que en términos de salud, el distanciamiento social y las nuevas formas de comunicación son lo mejor en general, pero el aislamiento social no es saludable a largo plazo.

De acuerdo con los resultados obtenidos, un impacto es que, cuanto menos contacto tenemos con otras personas, más sospechamos de ellas. Esto puede poner a otros más a la defensiva y conducir a una espiral viciosa donde el aislamiento lleva a la sospecha, lo que engendra una actitud defensiva, lo que refuerza la sospecha y conduce a un mayor aislamiento como un cuento que se repite.

Un aspecto positivo es que muchos están mejorando en el uso de las tecnologías de la comunicación, lo que puede ser más beneficioso en el futuro.

Muchos de nosotros hemos tenido sesiones en Zoom estos últimos meses. Tal ha sido su impacto que se ha escrito sobre la etiqueta de Zoom, para que tengamos el comportamiento apropiado durante estos encuentros virtuales y respetemos el nivel de comodidad y la salud de las demás personas.

Para mantener un sentido de normalidad, es recomendable mantenernos en contacto con amigos y la comunidad tanto como sea posible. Siempre debemos pensar en nuestra salud física; sin embargo, nunca cae mal un poco de contacto poniendo en práctica las recomendaciones de protección.

Probablemente sea más importante que nunca estar en contacto con la gente, ya sea por teléfono, correo electrónico, mensaje de texto o algún otro modo.

Ya estamos recuperando la dinámica de vida, pero volver a la normalidad probablemente será un proceso lento. También es importante recordar que lo que es “normal” cambia con el tiempo incluso sin pandemias.

No queda duda de que los medios sociales y digitales seguramente seguirán siendo importantes en el futuro previsible. Pero no reemplazarán nunca la interacción cara a cara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .