Cómo garantizar un desarrollo profesional continuo exitoso

El desarrollo profesional continuo es el proceso permanente de desarrollar, mantener y documentar tus habilidades profesionales. Estas habilidades pueden adquirirse formalmente, a través de cursos o capacitación, o informalmente, en el trabajo u observando a otros.

Algunas profesiones utilizan formalmente el término » desarrollo profesional continuo» y requieren que se lleve a cabo y se documente una cierta cantidad de actividad de desarrollo cada año como condición para mantener su membresía o registro en un organismo profesional, o una licencia para operar en ese campo.

Generalmente se espera un compromiso con el aprendizaje y la mejora de cualquier persona en una capacidad profesional.

El ciclo de desarrollo profesional continuo

El ciclo de desarrollo profesional continuo se considera una serie circular de actividades. El proceso pasa de identificar las necesidades de desarrollo a través de la planificación y luego llevar a cabo las actividades de aprendizaje, reflexionar sobre el aprendizaje y, por último, aplicarlo y compartirlo con otros.

Se compone de las siguientes fases: 1. Identificar y planificar el desarrollo. 2. Planificar actividades de aprendizaje. 3. Reflexiona sobre el aprendizaje. 4. Aplicar el aprendizaje. 5. Compartir el aprendizaje.

Identificar las necesidades

Hay varias formas de identificar las necesidades de desarrollo. Por ejemplo, puedes realizar una auditoría de habilidades, solicitando comentarios de colegas o de jefes, sobre las áreas en las que presentas fallas.
Una vez que hayas identificado tus áreas clave para el desarrollo, debes planificar tus actividades.

Planificación y ejecución de actividades de desarrollo

Las actividades de desarrollo pueden ser formales o informales. Las formales, como cursos de formación o cualificaciones particulares, suele proporcionarlas un proveedor externo y pueden tener un costo.
Las informales incluyen la formación en vídeo, la observación, la tutoría, el entrenamiento o la lectura sobre el tema.

Reflexionar sobre el aprendizaje

Reflexionar sobre lo que has aprendido es una parte vital del desarrollo profesional continuo. El aprendizaje no surge solo de las actividades que designaste como ‘desarrollo’, y puedes descubrir que estás aprendiendo de tus actividades diarias.

Aplicar tu aprendizaje

Ir a cursos de capacitación o ver videos es solo el comienzo. Luego tienes que aplicar lo que has aprendido en tu propio trabajo. Este puede ser un proceso bastante torpe, especialmente al principio.

Compartir tu aprendizaje con otros

Ser capaz de articular y compartir tu aprendizaje es una parte importante para asegurarte de que lo has interiorizado por completo.

Es una buena idea adquirir el hábito de discutir tu aprendizaje con sus colegas de manera regular. Compartir el aprendizaje de los demás puede ser una muy buena herramienta de desarrollo y puede ayudarte a identificar nuevas áreas para el desarrollo o ideas para otras actividades de desarrollo, así como ayudar a refinar lo que has aprendido en tu mente.

Para tener en cuenta

El desarrollo profesional continuo es un proceso permanente, así como un ciclo. Por lo tanto, es probable que continúes aprendiendo a lo largo de tu vida profesional. Sabiendo esto, se convierte en una buena idea desarrollar un proceso que funcione para ti en una etapa temprana de tu carrera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.