Habilidades para gestionar el tiempo de forma eficiente

Algunas personas parecen tener suficiente tiempo para hacer todo lo que quieren, mientras que otros siempre se apresuran de una tarea a otra y nunca parecen terminar nada. ¿Será que los primeros tienen poco que hacer? No, lo más probable es que usen su tiempo de manera más efectiva practicando buenas habilidades de administración de tiempo.

La gestión del tiempo no es muy difícil en teoría, pero resulta difícil de hacer en la práctica. Requiere la inversión de un poco de tiempo por adelantado para priorizar y organizarse. No obstante, una vez hecho esto, descubrirás que con ajustes menores el tiempo alcanzará para todo lo que necesita hacer.

Principios de buena gestión del tiempo

Comprender la diferencia entre urgente e importante

Las tareas urgentes requieren atención inmediata, pero si se les presta o no la atención puede o no tener importancia.

En cambio, las tareas importantes son importantes, y no hacerlas puede tener graves consecuencias para ti o los demás.

Por ejemplo:

  • Contestar el teléfono es urgente, pero quizás no es importante.
  • Visitar al dentista regularmente es importante.
  • Elegir una universidad es urgente e importante.
  • Revisar Facebook no es ni urgente ni importante.

Saber distinguir entre urgente e importante es la clave para priorizar el tiempo y la carga de trabajo, ya sea en la oficina o en el hogar.

Mantener el orden

El desorden puede ser una verdadera distracción. Poner orden puede mejorar tanto la autoestima como la motivación, además de que facilitará mantenerse al tanto de las cosas si se está en un espacio de trabajo está ordenado.

Elegir tu momento

Todos tenemos momentos del día en que trabajamos mejor. Prueba programando las tareas difíciles para esos momentos. Asimismo programa las cosas que necesitas hacer en momentos específicos, como reuniones o un viaje.

No posponer las cosas

Si una tarea es genuinamente urgente e importante, continúa realizándola. Sin embargo, si te pones excusas para hacer algo, pregúntate por qué lo haces, pues puede haber dudas sobre si deberías estar haciendo la tarea o no.

No intentar hacer múltiples tareas

En general, las personas no son muy buenas en la multitarea, porque el cerebro suele tomar un tiempo para ir enfocándose en algo particular. Es mucho mejor terminar un trabajo antes de pasar a otro. Cuando debas hacer muchas tareas diferentes, intenta agruparlas y realiza tareas similares consecutivamente.

Mantener la calma y las cosas en perspectiva

Quizás lo más importante para recordar es mantener la calma. Sentirse abrumado por demasiadas tareas puede ser muy estresante. Recuerda que el mundo no se acabará si no terminas tu última tarea del día, o la dejas hasta el día siguiente.

Tómate momento para hacer una pausa y ver tu vida y tus prioridades en perspectiva. ¡Así podrás obtener una visión que cambie sustancialmente la percepción de las cosas! Si pones en práctica estos consejos, poco a poco irás notando cómo tu tiempo se optimiza y te alcanza para más tareas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .